cuna de bebÇ DE 120X60 NICOLE MIELDesde el primer momento del embarazo, buscamos lo mejor para el bebé y velamos por su seguridad y bienestar. Es por esto que cuando empezamos a montar su habitación, dedicamos tanto tiempo a la elección de la cuna, para asegurarnos de escoger la más adecuada y segura para la salud del niño.

Para estar tranquilos con nuestra decisión, debemos considerar múltiples factores. El primero es que la cuna ha de ser confortable pero firme, su colchón debe mantener la posición correcta del bebé. Sí el colchón es muy blando, las zonas más pesadas del cuerpo pueden hundirse, lo cual resulta bastante peligroso, y por igual si es muy firme resultaría demasiado incómodo para el pequeño.

La cuna debe ser transpirable, y que facilite la circulación del aire. Esto se recomienda principalmente para reducir la humedad y así evitar la producción de bacterias. Pero también, muchos estudios médicos recomiendan cunas transpirables para evitar el síndrome de muerte súbita, que aunque se desconocen sus causas, puede estar muy vinculado con el calor en exceso dentro de la cuna del bebé. Si el colchón dispone de tratamientos antiácaros y bactericidas mejor, para evitar problemas de alergia o asma. A esto último se recuerda que no es bueno reutilizar colchones. El tener un colchón de un bebé anterior guardado por un determinado período de tiempo ya le expone a bacterias y organismos que pueden perjudicar al nuevo integrante de la familia.

Finalmente recomendamos comprobar las dimensiones con respecto a la cuna para garantizar la seguridad del bebé. El colchón debe quedar lo más ajustado posible, para evitar atrapamientos o inconvenientes. Hay que observar las barandas y sus distancias entre sí para también asegurar que no haya roces o golpes. Las colecciones de Micuna toman en cuenta todas estas variables para ofrecer a los futuros padres la mejor opción para el descanso de sus pequeños, y que así pueda elegir la cuna para tu bebé más adecuada.