📦 Envío gratis a partir de 300€

Elige una nueva contraseña

El usuario especificado no ha solicitado restablecer su contraseña

Tu Cesta

Todavía no tienes artículos en tu cesta

Subtotal

0,00 

IVA incluido

Envío

Calculado en el siguiente paso

Total

0,00 

Blog

Cómo acostar a un recién nacido

Desde el momento que las mamis se enteran de que están embarazadas empiezan a surgir las primeras dudas. Por eso, tienden a informarse con especialistas y a leer, blogs, libros, etc., para estar al día de todo. 

Una de las cosas que más se preguntan es cuál será la mejor posición para acostar a su recién nacido, ya que probablemente hayan oído hablar sobre las diversas ventajas y desventajas de diferentes posturas.  

Seguramente la abuela, la prima o la tía tenga una opinión, y la pediatra y matrona, otra. Aunque parezca una respuesta obvia, es motivo de muchas consultas.  

La Asociación Española de Pediatría y la Academia Americana de Pediatría recomiendan que los bebés duerman en posición “decúbito supino”, o mejor dicho, boca arriba, hasta los seis meses.  

Esta posición tiene diferentes beneficios para tu bebé, entre ellos:  

  • Dormir en esta posición lleva un menor riesgo de síndrome de muerte súbita. 
  • Varias investigaciones demuestran que los bebés tienen menos probabilidad de tener fiebre, congestión de nariz o infecciones de oído.  
  • Será más cómodo para los bebés, tanto para mirar a su alrededor como para moverse libremente.  

Obtén más información sobre la posición “decúbito supino” en esta página. 

El colchón perfecto para acostar a un bebé 

Otra de las cosas que hay que tener en cuenta en el sueño y descanso del bebé, sin duda, es el colchón. La compra del colchón es una de las más importantes que realizarás cuando estés esperando al bebé y hay que prestarle una atención especial.  

¿Sabías que en los primeros meses de vida tu bebé pasará entre unas 12 y 15 horas en su cuna? Por ello es por lo que debemos escoger un colchón que garantice un descanso de calidad al bebé. Y ¿cómo hacerlo? Basándonos en estos criterios: 

  1. Tamaño: Asegúrate de que el espacio que queda entre el colchón y las barras de la cuna no supera los 2 cm para evitar que el bebé pueda quedar atrapado.  
  1. Materiales: El colchón debe estar hecho con materiales transpirables e hipoalergénicos.  
  1. Debe tener un grado de firmeza óptimo. Ni muy blando ni muy duro.  
  1. Su diseño debe facilitar un entorno seguro para el descanso con estructuras que garanticen una óptima ventilación, eviten sobrecalentamiento y ayuden a prevenir el riesgo de muerte súbita. 

Fuente: Mi bebé y yo 

En Micuna contamos con diferentes tipos de colchones de bebé que favorecen el descanso del más pequeño: 

Colchón muelles cuna: Los muelles tradicionales proporcionan firmeza y transpirabilidad, ayudando a que el bebé entre en un plácido y reconfortante sueño.  

Colchón viscoelástico cuna: Material viscoelástico termosensible de alta tecnología. Se amolda al cuerpo bajo la influencia de la temperatura corporal y alivia la presión en las zonas de riesgo (hombros, caderas, talones). Antialérgico y transpirable. 

Colchón antivuelco cuna:  Se complementa con un sistema anti-vuelco que garantiza la máxima estabilidad del bebé, lo mantiene boca arriba a la hora del sueño, posición recomendada por pediatras y neonatólogos. También incorpora un semi-rulo que evita el desplazamiento del bebé hacia los pies de la cuna y que se salga de la posición recomendada. 

Consigue el colchón para la cuna de tu bebé ahora con descuento de Black Friday. Solo hasta el 28 de noviembre.  

Atención al cliente

+34 961 740 616

Servicio de montaje

A domicilio

Pago seguro

Tarjeta

Envíos disponible

España y Portugal