Bebés seguros mientras duermen

25/02/2015

Para todos los padres la seguridad de sus hijos es prioritaria. Desde la primera noticia del embarazo, las dudas y preocupaciones con respecto al futuro bebe son más que latentes. Por ello, en los primeros meses de vida lo que más necesitan los recién nacidos es alimento, mucho amor y sobretodo, protección.

¿Cómo podemos controlar su protección mientras duermen?  ¿Cómo podemos garantizar su seguridad por la noche? Tanto si el niño duerme en la minicuna o la cuna, hay que tener en cuenta unas medidas de seguridad básicas:

La primera y la más importante,  es que los bebés no tienen que dormir boca abajo, ni tampoco de lado,  es recomendado por los organismos oficiales que la posición más segura es acostarlos boca arriba.

En segundo lugar es conveniente que la superficie en la que duerma el bebé sea firme. Las almohadas no son recomendadas hasta los dos años, hasta esa edad no la necesitan y su utilización  podría forzar la curvatura de su cuello. A partir de los dos años, si se decide ponerles la almohada, nos aseguraremos de que sea delgada y no muy blanda.

Por otra parte, si el bebé regurgita con frecuencia es beneficioso elevar el colchón, con sistemas como el RELAX SYSTEM de Micuna, que eleva el somier de 7º a 10º y es mucho más seguro que utilizar almohadas. En cuanto a la ropa de cama no se recomiendan las lazadas voluminosas o  los volantes, ya que podrían enredarse e incluso asfixiarse.

También hay que tener en cuenta la temperatura del bebé al acostarlos, taparlos en exceso no es nada bueno, ya que los golpes de calor son peligrosos para ellos. Se recomienda una temperatura entre los 16-18 grados, la más adecuada para dormir.

Además de todas las recomendaciones ya nombradas , tenemos que asegurarnos de que las cunas cumplan  la normativa Europea UNE-E 716-1/2:2018. 

Hay que preguntar y exigir al fabricante este certificado. Asegurando así la total garantía y seguridad para el bebe.

La cuna segura tiene que cumplir con estas características para obtener el certificado que exige la normativa europea:

  • Huecos y distancias seguras entre barrotes. 45-65 mm.
  • Es recomendable utilizar los protectores acolchados. 
  • Dos ruedas con freno en el caso de las cunas.
  • Cantos redondeados, sin posibilidad de enganches. 
  • Barandillas con seguros de cierre. Más de 85cm de distancia entre los seguros. 
  • Colchón y barandilla, la distancia no tiene que ser superior a 2.5 cm. 
  • Pinturas no toxicas. 
  • Estables y resistentes. 

Es MUY IMPORTANTE elegir siempre la  marca de calidad reconocida y comprobar que en la etiqueta aparece el nombre, la marca comercial, la dirección del fabricante o distribuidor, las advertencias sobre el uso correcto del producto y la norma que lo homologa.