Cómo organizar una habitación infantil según el feng shui

16/12/2016

El feng shui es un arte milenario que trata de distribuir los muebles de una manera adecuada para que nos protejan de la energía negativa y nos coloquen dentro una área positiva. Te explicamos cómo debes organizar la habitación de tu bebé de acuerdo con esta ciencia.

  • Ubicación de la cuna – El feng shui recomienda colocar la cuna siempre contra la pared y en un lugar desde que el pequeño pueda ver la entrada de la habitación para que se sienta seguro. En este sentido, hay que tener en cuenta que una cuna orientada al sur robustece la intuición, mientras que al norte favorece la salud y la energía vital, al este genera entusiasmo y al oeste combate el estrés.
  • El espejo – Lo mejor es ocultar los espejos dentro de un armario debido a que alteran el descanso, aunque si queremos tener uno en la habitación infantil podemos hacerlo siempre y cuando no refleje de forma permanente a nuestro hijo o a su cuna.

habitacion-para-bebes

Habitación para bebés: Es importante que las energías fluyan en la habitación de nuestro hijo.

  • Olvídate de los aparatos electrónicos como la televisión – Situar la televisión frente a la cuna, perjudicará al feng shui por ser un elemento distractor.
  • Incluye objetos móviles – Los objetos móviles de color verde se asocian con la naturaleza, de modo que es conveniente incluir algún artículo de este tipo sobre todo si vivimos en la ciudad.
  • Fotos de seres queridos – Haz un muro con las fotos del bebé que muestren su crecimiento y en las que aparezca acompañado de sus familiares, así se sentirá más seguro y protegido.
  • El camino hacia la cuna sin obstáculos – Siempre que entres en el cuarto deberías tener rápido acceso a la cuna sin que nada entorpezca tu camino.

habitacion-infantil-feng-shui

Habitación infantil feng shui: La cuna debe ser el eje sobre el que se distribuya toda la habitación infantil.

  • No te pases con los elementos decorativos – Para una buena circulación de energía es vital no sobrecargar la habitación infantil con elementos decorativos u objetos como juguetes dado que éstos pueden provocar que los niños tengan dificultades para relajarse.
  • Renueva la decoración en función de sus intereses – Cuando preparamos la habitación infantil antes de la llegada de nuestro bebé, lo hacemos de acuerdo con nuestros gustos, por este motivo es importante renovarla gradualmente en función de si al pequeño le gustan los animales, la música o la lectura.
  • Mantén la habitación limpia y ordenada – Es fundamental, además, mantener la habitación limpia y ordenada para que transite el aire apropiadamente.